martes, septiembre 29, 2009

TITAN



TITAN

Ben Bova


LA FACTORIA DE IDEAS


Nº de páginas 416


PVP: 21,95 €


ISBN: 9788498004502

La ciencia ficción hard ha sido, y es, una de las subdivisiones de la ciencia ficción que los puristas consideran la auténtica. Basada en las ciencias “duras”, física, astronomía, geología, química, ingeniería etc, los autores usan de estas herramientas para trazar los mapas de las historias. La influencia de las tecnologías “nuevas” o extrapoladas en los argumentos de las novelas son base fundamental para ellos. Sin esta estructura férrea la novela naufraga. Son mas novelas de “ambientes” tecnológicos que de grandes personajes. Las situaciones en las que los protagonistas se ven envueltos, están muy relacionadas con los tipos de descubrimientos y tecnologías empleadas. Otra de las características de estas obras es la verosimilitud de los elementos formadores de guión utilizados, que producen al lector una inmersión mas o menos real en el mundo imaginado.

Titán nos habla de la aventura espacial. Aventura protagonizada por personas de un futuro próximo (hablamos del año 2100 aproximadamente). La tecnología ha avanzado notablemente, sobre todo en aspectos como la biomedicina y la nanotecnología, y la humanidad se adentra en el espacio para descubrir nuevas fronteras. Un gran nave, un cilindro gigantesco similar a Rama de Arthur C. Clarke, se interna en el espacio próximo y se establece en la órbita de Titán, la luna de Saturno. La “Goddard”, que así se llama la nave, es una auténtica comunidad espacial con miles de tripulantes, la mayoría “rebeldes” de la Tierra y científicos.

La trama es pródiga en descubrimientos extraordinarios, tanto en la propia luna como en los especataculares anillos de Saturno. Los protagonistas se ven envueltos en tramas de política científica y de política económica que son los motores de la novela.

Ben Bova estabelce y aúna dos cuestiones principales en la novela: la lucha por el poder, ya sea dentro de la comunidad científica o política, y la búsqueda del conocimiento “puro”.

En el desarrollo de la primera de las premisas se nos muestra una actitud que conocemos sobradamente. Pese a haber trascurrido casi 100 años desde nuestro presente la humanidad se muestra tan mezquina y predecible como ahora. Los gobernantes son simples estereotipos de los que conocemos actualmente, sin ninguna capacidad o mejora apreciable. Por este lado la novela fracasa al no tener una base mas sólida que la mera extrapolación de los comportamientos actuales en una administración futura. El autor no vislumbra un futuro optimista de avances sociales, sólo se dibujan avances accesorios y cosméticos pero no fundamentales.

Donde se muestra mas convincente Bova es en la parte mas “científica” del texto. Las investigaciones que se nos muestran son simplemente muy convincentes. Es la aventura de la ciencia, del descubrimiento, del saber lo que mueve a estos astronautas especializados y a estos científicos que son mas aventureros que sesudos investigadores de laboratorio. En esta parte de la aventura la solidez de la novela gana enteros y el “sentido de la maravilla” se nos muestra como hace mucho tiempo que no leía en una novela actual. Este “sentido de la maravilla”, que muchas veces se pierde en innumerables páginas de relleno, está bien condensado en las paginas de Titán. Dos subtramas científicas, la que trascurre en la luna de Saturno y la que se desarrolla en los anillos del gigante gaseoso, son las que podemos leer en las páginas de este libro. Las dos relacionadas con una tercera que sólo se nombra de pasada y que viene a ser la hilazón común con las pertenecientes al mismo universo llamado “El gran Tour del universo”. Los títulos de este proyecto, aún no finalizado, son “Venus”, Júpiter”· “Saturno”, “Mercurio”, y “Powersat”. Todas son de lectura independiente pero poseen en común el interés por la conquista de nuevas metas en el sistema solar por parte de la humanidad futura. Nuevas naciones, La Luna, Marte o los Asteroides son esbozadas como formas nuevas de habitáculos humanos en el espacio. Nada esencialmente nuevo.

Titán es una buena experiencia para los lectores de ciencia ficción a los que les gusta la especulación científica en el marco de las aventuras espaciales mas clásicas.

(c) Alfonso Merelo 2009


Pulicado originalmenrte en Scifiworld nº 14



2 comentarios:

Víctor M. Ánchel dijo...

No sé yo por qué, pero leo tus comentarios y no me entran ganas de agenciármela precisamente...
Personajes más planos que un folio, ¿verdad?

Equipo Espejo dijo...

Bueno... :)