jueves, junio 26, 2008

2001 Una odisea espacial. Mis clásicos de ciencia ficción III

El recientemente fallecido escritor clásico de ciencia ficción, Arthur C. Clarke, en conjunción con Stanley Kubrick, fue el guionista de la película homónima que dirigiera el tambien fallecido genio nacido en Nueva York. A la vez que se fraguaba la “proverbial mejor película de ciencia ficción de la historia del cine” –palabras de Kubrick- Clarke elaboraba la novela que se publicaría coincidiendo con la fecha del estreno del film.

Pese a alguna pequeña variante, la novela sigue fiel la estructura de la película, o ésta sigue fiel a la novela, porque es complicado saber cual fue primero. Seguramente se produjeron las dos simultáneamente.

Ambas producciones se basan en un relato previo de Clarke titulado El centinela (1948), en el que se narra el descubrimiento en la Luna de un artefacto extraterrestre que actúa como alarma de una desconocida raza extraterrestre para detectar inteligencias sentientes.

2001 narra una aventura de ciencia-ficción que trascurre en dos periodos de tiempo diferenciados: la prehistoria y la época del futuro cercano, y en tres escenarios, cuatro si hilamos mas fino, como son las llanuras de África, la Luna y el espacio profundo.

Estos tres (cuatro) intervalos narrativos tienen un nexo común: un omnipresente monolito negro. El comienzo nos retrotrae al pasado de la humanidad donde Moonwatcher, un homínido prehistórico, es el primero en establecer contacto con ese extraño objeto. Ese monolito, que nosotros reconocemos pero que los seres casi monos no saben que es, hace pruebas y maneja a su antojo a los primitivos haciendo “evolucionar” a la tribu hacia algo diferente y más inteligente. Después de esa introducción, damos un salto de miles de años y nos situamos en un futuro cercano. El viaje espacial es un hecho cierto siendo moneda común el visitar la órbita terrestre y La Luna. Existen estaciones espaciales en órbita y varias ciudades lunares permanentes. En el cráter Tycho ha sido descubierto un objeto, -descubierto por un elevado campo magnético que lo identifica, que resulta ser un monolito idéntico al que asustara a los homínidos. Al exponer el objeto a la luz del sol emite una señal de radio dirigida a Saturno que es detectada por todos los satélites y sondas del espacio humano. Tres años después la nave espacial Descubrimiento (Discovery) viaja hacia Saturno con parte de su tripulación en estado de hibernación, los astronautas Poole y Bowman al mando y la inteligencia artificial HAL 9000 gobernado la nave. HAL va a ser el principal problema ya que se enfrentará a la tripulación humana debido a un conflicto de programación. El encuentro con otro monolito en las proximidades de Japeto, una de las lunas de Saturno, dará una cierta solución al enigma.

Clarke desarrolla dos temas principales: el encuentro extraterrestre y la Inteligencia Artificial. HAL 9000, ha sido programado para llevar a cabo el control de la nave espacial y, en su caso, completar la misión. El conflicto que se produce es originado por su programación conflictiva y la imposibilidad de otorgar el más mínimo sentimiento humano hacia él por parte de uno de los cosmonautas, el comandante Bowman, HAL solicita su opinión y ayuda. La respuesta de Bowman es terrible: ¿Preparas ya tu informe psicológico? La única alternativa posible para él es planear y ejecutar fríamente el asesinato de sus compañeros humanos, puesto que la obligación de ocultar un dato por orden del Presidente USA a sus compañeros se torna un conflicto insoluble. HAL se comporta como cualquier humano y dice “quiero demasiado a esta máquina para permitir que usted la ponga en peligro”, cuando decide vaciar la nave de aire y asfixiar al único superviviente. En ese momento adquiere plena carta de naturaleza como de vida inteligente independiente.

El tema de la inteligencia está también presente en la otra parte de la novela, que se entremezcla en un todo. El monolito es un generador de inteligencia que, obviamente, hace evolucionar al primitivo antropoide hacia una forma de vida más capacitada intelectualmente. El monolito es en realidad una manifestación del soplo creador. En definitiva es una traslación de dios en forma de inteligencia extraterrestre. Clarke manifiesta su “mística” en forma pseudocientífica pues el monolito, explicado posteriormente en la lamentable “3001 odisea final”, es el hacedor, el principio y el fin. Es el que hace evolucionar a la raza humana dos veces ¿Cuál es su finalidad o su objetivo? En la novela no se nos explica. La inteligencia extraterrestre queda definida como un enigma incomprensible. Exactamente como el Dios judeo cristiano. Hace las cosas porque sí y no se espera que se le entienda dada su superioridad.

2001 es también ciencia ficición hard. Escrita en un lenguaje bastante asequible para los profanos en la ciencia, describe con mucho detalle la exploración espacial. La nave Descubrimiento es se hace cercana con las explicaciones que realiza el autor. La tecnología futurista usada por Clarke resulta comprensible y asequible a los conocimientos actuales. Es una tecnología avanzada pero no extraña. Todo es cercano. No hablamos de magia, ni de pseudo jerga como teletransportadores o impulsión Warp, hablamos de ordenadores, de propulsores de plasma y de comunicaciones con retardo de horas entre la nave y la tierra. Es ese aspecto el relato se muestra plenamente realista. Los astronautas no son superhéroes, son sencillamente técnicos que cumplen su misión con eficiencia. Incluso HAL es simplemente un ser que ha de cumplir su destino, en este caso su programación básica.

Las continuaciones, 2010 Odisea 2, 2064 odisea 3 y 3001 odisea final son intentos alimenticios de rematar la faena de manera poco eficaz, si exceptuamos la segunda parte que mantiene un tono mas que digno.

2001 es una buena novela capaz de crear afición.

Arthur C. Clarke

Nació en Minehead, Reino Unido, en 1917. Durante la Segunda Guerra Mundial fue instructor de radar para la RAF. Inmediatamente después de la guerra realiza estudios de matemáticas y física en el King´s College de Londres y publica un artículo técnico “extra-terrestrial relays” donde demuestra la viabilidad de establecer una órbita geoestacionaria para los satélites de comunicaciones. Esta órbita está bautizada en su honor como órbita Clarke.

A partir de 1946 comienza a publicar relatos de ciencia ficción siendo su primer trabajo profesional el relato “Excusa" para Astounding Science Fiction. Entre sus éxitos están las novelas “El fin de la infancia” una extraordinaria historia sobre el papel de hombre en el universo o “Cita con Rama” un viaje espacial a un entorno extraterrestre muy peculiar y ajeno. La antología “Vientos del Sol. Relatos de la era espacial”, es una de las mejores antologías temáticas publicadas en España, que reúne una serie de cuentos a cual mas interesante.

Binliografía en castellano

2010, odisea dos (1986, 1988, 1993, 1997), 2061 : Odisea III (1989, 1992,2004), Alcanza el mañana (1989) , El alimento de los dioses (1991), Cánticos de la lejana tierra (1987, 1992), El centinela (1990, 1992, 1995), Cita con Rama (1989), La ciudad y las estrellas (1987), Cuna (1992) - Dos mil diez : Odisea dos (1983), El espectro del Titanic (1991, 2000), Expedición a la Tierra (1986)

El Fin de la infancia (1993,2001), Flujo de neutrones (1991) – Las fuentes del paraíso (1989) , En las profundidades (1989) , El martillo de dios (1997) , Regreso a Titan : fantasía de amor y discordia (1989), Relatos de diez mundos (1992, 2004), Luz de otros días (2000,2005), El martillo de Dios (2000), El jardín de rama (2000), Cuentos de la taberna del Ciervo Blanco (2002), 3001, odisea final (2001) , Las arenas de Marte (2002), La ciudad y las estrellas (2004) , 2001, una odisea espacial (1969, 1970,1972,1980, 1985,1990, 1992, 2003, 2005, 2006), Claro de tierra (2005), Expedición a la Tierra (2005)

(c) Alfonso Merelo 2006-20088

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesantísimo. Entiendo que Clarke inventó el concepto de los satélites orbitales comunicaciones.

Por cierto ando buscando un remix de 2001 que salió a inicios de los años 1980s o finales de 1970s, pero no se ni el nombre de la cación o el autor. ¿Sabes algo?

Por cierto, creo que esto te va a interesar, un add-on para un simulador gratuito descargable para volar las naves de 2001 con fisica real.
http://flyingsinger.blogspot.com/2005/11/world-of-2001-for-orbiter.html

Alfonso Merelo dijo...

Pues ese remix del que hablas no lo ubico. Ha uno de Star Wars de un tal Meco. Me suena que lo mismo este autor tenga algo. Busca, donde ya sabes, Meco y a ver que aparece.

Anónimo dijo...

El tema es Echos de Pink Floyd, dicen que el tema fue escrito siguiendo la secuencia de una parte de la pelicula, saludos